Buscar
  • digitalfdcinterior

GUÍA DEFINITIVA DE ESTILOS EN DECORACIÓN

Si queremos definir lo que es el diseño de interiores sería algo como el arte y la ciencia de mejorar el interior de un espacio para proporcionar un entorno más saludable y visualmente más hermoso para las personas que usan el espacio. Hoy, queremos aclarar y sacar a la palestra los estilos y tendencias actuales de decoración y creatividad.



WABI SABI


Aunque el nombre nos pueda parecer el título de la canción del verano, el estilo en cuestión hace referencia a una decoración de inspiración japonesa que se centra en la perfección de la belleza, pero más que un estilo podríamos definirlo como un estilo de vida cuyo centro contextual son tres ideas bases de la naturaleza: nada es pefecto, nada permanece y nada está completo. Es un estilo que valora la volatilidad de la belleza y la naturaleza es libre en su creación.


Este estilo se caracteriza por ser una estética profunda que venera la autenticidad en contraposición a la frialdad de lo ostentoso y de lo fabricado en serie. Su encanto radica en apostar por pocas piezas pero muy bien escogidas que muestren las imperfecciones y las formas aleatorias de la naturaleza.





ESTILO INDUSTRIAL


El estilo industrial, como su propio nombre indica nace en el nueva york de los años 50, cuándo por la industrialización, las fábricas empiezan a mudarse a las afueras de la ciudad y esos edificios empiezan a ser habitados por jóvenes que aprovechando las estructuras y sin ocultar los materiales de construcción crean un nuevo estilo muy especial de interiorismo.


En la decoración de interiores con estilo industrial, muchos elementos tienen una sensación de inacabado, y la vivienda característica será el ático reformado de la antigua nave industrial. Cuando se habla de estilo industrial, debemos pensar en techos altos, madera vieja y lámparas metálicas colgantes, con escasos muebles.

No pueden faltar uno o dos piezas de arte abstracto o fotografías para agregar

un toque de color a los materiales que mas abundan que serían el ladrillo,

la madera y los metales.


ESTILO CONTEMPORÁNEO


Si te gusta la decoración y estar al día con las tendencias, entonces eres sieguirdor del estilo moderno.


Hoy en día, los interiores de las viviendas contemporáneas son confortables

y acogedores,

sin saturar y con colores neutros. Este estilo evoluciona con las modas, Actualmente se define por la simplicidad, la comodidad, piezas sofisticadas y el uso deliberado de texturas y líneas limpias. Prima el contexto, el espacio en vez de los objetos. Cuando enfocamos la decoración en el espacio, colores claros y la forma, da como resultado una decoración elegante y amplio.



ESTILO MINIMALISTA


El menos es más es la teoría principal de este estilo, que se caracteriza por buscar la máxima simplicidad y prescindir de todos los elementos innecesarios. Procede de EEUU en la década de 1960 y está indicado para aquellas personas que encuentran el confort en espacios dónde la decoración se base en líneas rectas , espacios amplios y abiertos y apostar por ambientes que destilen calidez y orden visual.




ESTILO ÉTNICO


El estilo étnico en sí contiene una variedad de subestilos, podemos incluirlos en esta categoría, pero cada uno es muy diferente: por lo tanto, podemos incluir aquel con tintes africanos, o uno con tendencias mexicanas, por no hablar de aquellos que mezclan el estilo boho con árabe o incluso el colonial con tintes orientales.


En cualquier caso, este estilo étnico sin duda nos traslada a lugares exóticos alejados de occidente y de clima cálido, evoca un ambiente fundamentalmente luminoso, con una difusa línea entre la decoración interior y la exterior, y la estética es muy cercana a la tierra y la cultura local con piezas hechas a mano.

Es precisamente esa variedad de subestilos que caracteriza al estilo étnico lo que lo hace difícil de establecer normas definidas. Aún así existen distintos elementos que nos hacen más fácil la labor de identificación, utilizan troncos de madera para infinidad de utilidades, motivos geómetricos en todo tipo de textiles, esculturas e imágenes aborígenes, cestos de fibra natural, mucho color y motivos africanos, mejicanos y orientales.




ESTILO NÓRDICO


En los últimos años, puede ser la tendencia decorativa que más adeptos ha conseguido. En estilo escandinavo, la paleta de colores es muy clara, dominada por tonos blancos, grises, beige y tonos apagados, y produce matices a través de suaves contrastes. En estos espacios, se evita utilizar materiales exagerados, y se apuesta por piezas de madera, principal recurso para la decoración nórdica. Entre los textiles, los tejidos naturales como el lino, el algodón o la lana son los más utilizados. En cuanto al mobiliario, la sencillez, la combinación de líneas rectas y suaves curvas, y de acuerdo con los requisitos de sencillez, el mobiliario se dispone de forma funcional y ordenada sin sobrecargar la estancia.




ESTILO CLÁSICO


Techos altos con lámparas de araña, gruesas cortinas y sedas y terciopelos en los tejidos son característicos de este estilo sofisticado y profuso en detalles donde la abundancia es fundamental.


Piezas de mobiliario de maderas nobles, patas torneadas, cuberterías de plata y candelabros de brazos buscan recrear ambientes poderosos donde la simetría, el peso de la historia y el romanticismo son señas de identidad.





ESTILO PROVENZAL


Este estilo destila sin pretensión alguna una elegancia y una luz que nos evoca a la naturaleza. Se inspira en el sudeste francés, región referente en decoración.

Muebles envejecidos y textiles de inspiración campestre se combinan con vajillas antiguas que reflejan el paso del tiempo. Es luminoso, rústico, romántico y vintage.



ESTILO RÚSTICO



El estilo rústico hace énfasis en el diseño de la belleza natural. Abarca texturas inspiradas en la naturaleza, colores sencillos y terrosos.

Los interiores de estilo rústico tienen un sentido de conexión con el pasado que es difícil de resistir. Los amantes del estilo rústico quieren llevar la naturaleza al interior. Si tienes una casa antigua, es importante mantener el carácter y los detalles arquitectónicos originales.


Lo rústico evoca lo natural y se refleja en las tapicerías y telas lisas de tejidos como el lino o el sisal, muebles neutros de diseño clásico y acabados naturales, el cuero y la rafia y sin duda el uso de maderas nobles y macizas.


ESTILO COLONIAL


Este estilo se inspira en los muebles que se usaban en las antiguas colonias de los países europeos: Francia, Inglaterra, Alemania. Por eso tiene ese toque de mezcla de culturas que lo hace tan atractivo. El estilo que la Europa del siglo XIX exportó a sus colonias, de ahí el nombre, ese estilo de mueble se fabricaban de manera artesanal en estos países entonces exóticos.


este tipo de muebles evocan paraísos asiáticos y tropicales. Y suelen estar realizados con maderas exóticas como la teka o la caoba. Otro de sus atractivos es que suelen ser piezas de aspecto sólido. Aunque se puede encontrar casi todo tipo de muebles, las más habituales son las vitrinas, las librerías, los biombos, las camas y los aparadores.




ESTILO ECLÉCTICO


El estilo ecléctico en diseño de interior puede parecer intimidante de entrada, puede que te dé la sensación de inalcanzable. Los buenos espacios de estilo ecléctico evitan la armonización de estilos, texturas y colores aparentemente dispares, al mismo tiempo que utilizan algunos trucos clave para unirlo todo.


En un interior de estilo ecléctico, se trata de crear una apariencia de caos controlado, crear un nivel de complejidad visual. El objetivo principal del estilo ecléctico es crear un espacio único, que no se asemeje a nada que puedas encontrar en un catálogo o en un escaparate de una tienda. En definitiva, el estilo ecléctico en diseño de interior tiene que ver con la armonía de mezclar estilos dispares.



146 vistas0 comentarios